Guía básica de cosmética: el orden importa

Después de la buena acogida que tuvo el  primer post  sobre la  doble limpieza  y con el que estrené la sección de la  Guía Básica de cos...

Después de la buena acogida que tuvo el primer post sobre la doble limpieza y con el que estrené la sección de la Guía Básica de cosmética (ya sea para principiantes o para entreteneros un rato), vamos a por un segundo post. Antes de empezar a hablaros un poco sobre los tipos de productos que hay destinados al cuidado de la piel, es muy importante que sepáis en qué orden debemos aplicarlos. Parece que no, pero el orden aquí también importa.

¿Lo estaré haciendo bien?
Cuando entré en este mundo también desconocía muchas cosas y por supuesto, también me preguntaba muchas veces si el orden en el que aplicaba los productos sería el correcto o estaría haciendo algo mal. La verdad es que así es como se hacen muchos descubrimientos, partiendo de preguntas o hipótesis hasta dar con un veredicto final. Pues así lo hice yo también, a raíz de convertirme en una pequeña exploradora del skin care, entendí por qué cada producto tiene su lugar dentro de una rutina de cuidado facial. 

Antes de nada, os refresco la memoria con el post de la doble limpieza (aquí), ya que lo primero que tenemos que hacer antes de un cuidado facial es llevar a cabo una buena limpieza. Si la piel no está limpia en profundidad, los productos que apliquemos a continuación es probable que no actúen de la forma en que nos interesa. 
¿Cuál aplico primero y por qué?
Ahora sí, pasamos a descubrir por qué unos productos van primero y por qué otros van después. Para ello es importante que tengamos en cuenta la textura de los productos. Lo suyo será aplicar primero los productos más ligeros y después los más densos, así se favorece a que sean mucho mejor absorbidos por nuestra piel sin saturarla. 

Dicho esto, lo primero de todo que debemos aplicar será el tónico (el gran olvidado, ya hablaremos más adelante de él y en mayor profundidad), ya que no solo es el más ligero, sino que es necesario para equilibrar la piel después de la limpieza. En el caso de las que utilicéis esencias, sería después de éste cuando deberíais utilizarlas.

En siguiente lugar, pasaríamos a aplicar otro producto con una textura generalmente líquida o ligera: los sérums. Normalmente es un producto que está compuesto (sobre todo) por agua, con lo que penetran sin problemas en nuestra piel, facilitando el efecto que nos proporcionarán los siguientes productos que apliquemos. Normalmente son productos que recomiendan dejar actuar unos minutos antes de seguir con la rutina.

Ahora pasaríamos a un producto que está destinado a una zona más específica del rostro: el contorno de ojos. Debemos aplicarlo siempre antes de aplicar cualquier otro producto que no hayamos nombrado antes. Es importante dejar que se absorba bien y tener en cuenta que es una zona más sensible, con lo que deberemos evitar que otros productos ocupen ese lugar (ya sea por posibles alteraciones que puedan causar en la zona o porque se reduzca su efectividad).

Le toca el turno al producto que seguro es el más conocido de todos: la crema hidratante. Según el tipo de piel o la función que tenga la que estemos utilizando será más o menos densa, pero siempre lo será más que el resto de productos que hemos mencionado. Así que, por eso la dejamos para el final, ya que así también habremos preparado la piel para que ésta actúe como nos interesa. Tener en cuenta que en algunos casos los productos más efectivos son los que aplicamos antes de ésta (sérums u otros tratamientos específicos), ya que en su mayoría la destinamos a hidratar la piel.

Si nuestra crema hidratante tiene factor de protección solar ya es un añadido, si no recuerda que deberemos aplicar la protección solar durante el día, siempre después de la crema hidratante. Por otro lado, si por la noche en su lugar deseas aplicar una mascarilla de esas que se dejan en la piel mientras dormimos, puedes sustituirla y utilizarla en lugar de la crema hidratante habitual.

Os recomendaría utilizar el aceite facial siempre después de la crema hidratante y por las noches, ya que así dejamos más tiempo actuar al producto y haciendo efecto en la piel, por el día nos arriesgamos a que brillemos cual bombilla. Además, también podéis sustituir la crema hidratante de la noche por un aceite facial más potente si os apetece, según las necesidades de vuestra piel.

Todos aquellos productos que sean más específicos para tratamientos especiales (acné, irritaciones,  marcas, etc.) deberéis aplicarlos siempre sobre la piel limpia. En mi caso, lo hago siempre después del tónico y antes del sérum (a no ser que el sérum que voy a utilizar ya trate lo que necesito).

Así que ya sabéis, el orden de los factores sí que altera el resultado, en este caso 😜.

¿Os ha resultado útil? ¿Seguís siempre este orden?

También te puede interesar...

6 comentarios

  1. Excelente Post nena!!! Con lo me encanta leerlos!!!!!! Besazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!
    Me ha encantado el post porque yo sigo exactamente ese orden con el añadido de que después del tónico llevo un tiempo utilizando la loción NCTF-Essence de Filorga para hidratar y reparar mas, que a mi piel le hace mucha falta, he de decir que a veces se me olvida jaja... pero si se nota la piel mucho mas luminosa cuándo me acuerdo de utilizarla. los aceites en mi rutina nocturna también me pasa que a veces se me olvida y es algo que me gusta mucho porque queda la piel super gustosita y luego los de tratamiento yo utilizo glicólico en días alternos y como bien dices siempre con la piel limpita ^_^
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Sigo ese orden, pero es verdad que es complicado, hay muchos peros y cosas que tener en cuenta, así que genial verlo todo tan bien explicado y clarito, comparto que se de alguien a quien le va a resultar muy util, gracias!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla de guía, la verdad que lo has explicado fenomenal, ojalá la mayoría de la gente hiciera caso jajaja
    Yo también comencé a preguntarme y preguntarme, y no parar de investigar hasta que al final parecemos expertas, ¿verdad?
    Un besazo guapa :)

    ResponderEliminar
  5. Con el tema de los aceitesdiscrepo un poco, proque se adhieren y penetran mejor si los mezclamos con un poquito de crema, o incluso los aplcamos antes de la crema porque esta hace como de capa de sujección.
    Con los serums de corte oleoso sucede lo mismo. Noto que son mucho más efectivos si los mezclo con la crema de tratamiento que aplicándolos solos y luego la crema.
    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado el post!! El orden de los productos es muy importante!! Lo has explicado fenomenal!! Un post genial!!
    Besicos!!

    ResponderEliminar

¡Aporta lo que quieras con tu comentario, te estaré muy agradecida! Recuerda escribir siempre desde el respeto y sin dejar spam, ¡hagamos una buena comunidad! :D