Guía básica de cosmética: la doble limpieza

Bienvenidas a una nueva sección en el blog: ¡la Guía Básica! Hace tiempo que quería incluir posts con información básica de cosmética y de maquillaje para que podáis aprender las que os estáis incorporando poco a poco a este mundillo. Las más experimentadas siempre podéis añadir información a través de los comentarios, ya que todo lo que veréis aquí es en base a mi experiencia y mi conocimiento adquirido a través de la búsqueda de información, lecturas de otros blogs, conocimientos de compañeras, etc. Como la piel es el lienzo que debemos cuidar para obtener buenos resultados con el maquillaje, los primeros capítulos de esta sección estarán centrados en el cuidado facial. ¡Y qué mejor forma de empezar que hablándoos del famoso concepto de la doble limpieza!

Como bien os adelantaba antes, una piel cuidada será la clave para obtener un maquillaje duradero y con buen aspecto, además de tratar aspectos que nos preocupen de la piel (acné, deshidratación, etc.).

Pero ¿dónde empieza un buen cuidado de la piel? 
Desde mi punto de vista, el cuidado de la piel empieza desde que nos levantamos por las mañanas hasta la noche, antes de irnos a dormir (y así cada día). Son esos dos momentos del día los que serán claves para darle a la piel lo que necesita. 
Seguro que la mayoría de vosotras os levantáis por la mañana y os laváis la cara para quitaros las lagañas y despejaros un poco. Aquí es donde debemos aprovechar para lavarnos el rostro con algún jabón suave para ayudar a retirar los restos de productos que hayamos dejado actuar durante la noche anterior y así preparar la piel para los productos que vayamos a aplicar (os hablaré de ellos más adelante y con calma: tónico, contorno de ojos, crema hidratante, sérum, protector solar, etc.). Digamos que por la mañana hacemos una rutina de preparación de la piel para que esté lista y cuidada para aguantar bien el trayecto del día.

Cuando llega la tarde o la noche, nos plantamos en casa con bastante pereza después haber estado trabajando y/o estudiando durante el día, y la mayoría (o yo al menos) aprovechamos el ratito de antes de irnos a dormir para desmaquillar y limpiar el rostro de todo el trote diario (que algunas ni eso alguna vez😜).



¿Y eso es la doble limpieza? ¿lavarnos la cara mañana y noche?
No queridas. Seguro que podéis adivinar cuándo tendremos que dedicarle más tiempo a limpiar y cuidar la piel teniendo en cuenta cuál es el momento del día en que ésta puede verse más afectada por la polución, el maquillaje, el cansancio, etc. (venga, os dejo pensar...), ¿lo tenéis ya?.

Por mucho que la doble limpieza parezca algo nuevo e incorporado por las famosas rutinas coreanas que inundan ya librerías y tiendas de cosmética (un claro ejemplo lo tenemos en  Charlotte Cho, autora de 'Secretos de Belleza Coreanos para una piel radiante'), es un concepto que realmente ha estado siempre presente en las rutinas de todas las que nos preocupamos mínimamente por cuidar nuestra piel, desmaquillándola y limpiándola antes de irnos a dormir.

En eso se basa la doble limpieza, en dedicar unos minutos a cuidar y mimar el rostro antes de irnos a domir y de aplicar todos los tratamientos faciales que estemos utilizando en ese momento. No sirve llegar a casa y pasarnos una toallita por la piel y listos, ¡así no! Esa no es precisamente la mejor forma de limpiar una piel y mantenerla sana. Las expertas en belleza están incluso recomendando hacerlo mañana y noche, debido a sus beneficios, pero si hacéis lo que os voy a contar todas las noches ya es mucho (teniendo en cuenta que, al menos, por la mañana os lavéis el rostro con un gel suave como os contaba antes, no hará falta seguir todos los pasos que ahora veréis). Y sí, aunque no te hayas maquillado, ¡debes seguir esta doble limpieza!

La doble limpieza
Básicamente se realiza en dos pasos muy sencillos:
  • Paso 1: desmaquillar la piel si nos hemos desmaquillado y/o limpiar las impurezas.
  • Paso 2: limpiar con mayor profundidad el rostro.
En el primer paso se recomienda utilizar un producto oleoso, ya sea en formato aceite, una manteca o un bálsamo, ya que son productos que ayudarán muy bien a eliminar la suciedad de la piel, impurezas, exceso de sebo, siliconas, el protector solar, el maquillaje más graso, las máscaras de pestañas,... ¡pueden con todo! (y no son un enemigo para las pieles mixtas/grasas, ya que luego se van a eliminar con una muselina o con agua tibia, además de realizar el paso 2). Os dejo algunos ejemplos que he probado y me gustan y otros de los que he leído buenas opiniones:

¿Cómo lo hacemos? Simplemente debemos aplicar el producto oleoso masajeándolo por la piel, y poco a poco irá retirando toda la suciedad. Si estamos maquilladas, recomiendo empezar por el rostro y dejar por último los ojos, ya que veréis que quedamos como pandas ¡pero tranquilas que aunque parezca muy "guarrete" luego se retira con agua tibia y queda todo impoluto!

Podéis ayudaros de alguna toallita humedecida con agua tibia (las famosas muselinas) para retirar toda la suciedad del primer paso, algunos ejemplos:


En el segundo paso ya tenemos la piel lista para limpiarla en profundidad. Para ello utilizamos un limpiador jabonoso (que tenga más o menos espuma no tiene por qué ser más o menos efectivo) para eliminar células muertas y restos de suciedad que hayan podido quedar (incluso podéis hacer un tercer paso usando algún exfoliante facial 1 o 2 veces por semana). Aquí es donde podemos diferenciar los limpiadores más adecuados según nuestro tipo de piel. Algunos ejemplos:

¿Cómo lo hacemos? Con agua tibia habremos humedecido el rostro una vez acabado el paso anterior. Ahora sería cuando simplemente se aplica el producto jabonoso en la mano y lo repartimos por todo el rostro masajeándolo con movimientos circulares, para ayudar a limpiar con profundidad. Después aclaramos con agua tibia y finalmente secamos a pequeños toquecitos con nuestra toalla habitual.

Hay que tener en cuenta que debemos ser conscientes que la doble limpieza ha de ser un momento de dedicación a una misma, unos minutos de relax para dedicarnos a nosotras, y no se trata de hacerlo de prisa, corriendo y mal. Seguir estos pasos correctamente no solo tiene ese objetivo de "limpieza", sino que junto a los tratamientos posteriores, será la clave para una piel brillante, hidratada y suave.


¿Qué os ha parecido? ¿Os ha sido útil?

20 Comentarios

  1. yo siempre me hago doble limpieza e incluso a veces hasta triple jeje. Hay que dejar la piel perfecta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí! lo de triple yo también jaja! un besito guapa

      Eliminar
  2. Muy buen post. A mí me explicaron otra versión de la doble limpieza, en la que, antes de retirar la fase oleosa, la emulsionamos con agua, enjabonamos, y luego nos llevamos todo con muselina.
    Hice un post, por si quieres echarle un vistazo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! pues le echaré un vistazo también al tuyo, un besote!

      Eliminar
  3. Pues yo hasta hace unos meses... Toallita y listo!! También es verdad que apenas me maquillaba, ahora que en mi nuevo trabajo me exigen una presencia mucho más "correcta" me veo inmersa en todo ese proceso de ir probando productos para crear tanto una rutina de mañana como de noche, que no me robe demasiado tiempo pero que, a la vez, sea lo más efectiva posible... Así que espero dar pronto con esos productos que sean perfectos para mi piel y por fin sentir que esas rutinas sirven para algo ��. Gran post por cierto, muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Toallitas no! jajaja bueno ahora si te maquillas más mejor utilizar una rutina más adaptada al cuidado de la piel jiji lo agradecerá! poco a poco si vas probando seguro que das con los productos que mejor se adaptan a tus necesidades, ¡un besazo! gracias a ti :D

      Eliminar
  4. Yo ya hace un año que hago doble limpieza y me encanta, siento mi piel mucho más limpia!! Buen post, ya te sigo!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. verdad? es fenomenal!!! ¡muchísimas gracias guapa y bienvenida!

      Eliminar
  5. Qué maravilla de post Ana! Eres toda una experta en cada párrafo que leo. Tu experiencia es magnífica, yo también habría escrito algo igual, por lo que he podido conocer. Lo mejor es que uso todo lo que indicas, aunque con la contaminación de Madrid, además añado agua micelar después del aceite, quiero dejar la piel muuuy limpia.
    ¿Me explicas como sales tna guapa incluso desmaquillándote en las fotos? :)))
    Un besito preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias preciosa! de experta nada! experimentada más bien jajaja :P gracias corazón. Lo de las fotos... estaba posando! :P ojalá estuviera tan bella en el momento exacto ;P un besazo cielo.

      Eliminar
  6. Que bonito y limpio te ha quedado el post, mira que ya lo sabia todo, pero da gusto de leerlo, ademas de todos los productos que recomiendas. Por cierto que estoy probando el balsamo de Emma Hardie, pero me sigo quedando con el de TBS que para mi hacen lo mismo (por menos dinero) jeje
    Con muchas ganas de seguir con tu guia!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostris cómo me llena leer comentarios así ¡muchas gracias de verdad! desde que no me pongo "presión" o fechas de entrega (publicación) en el blog, salen cosas mucho mejor y con aún más amor, será eso jiji. Muchas gracias por leerme guapa un beso.

      Eliminar
  7. Me encanta esta nueva sección. Sabes que re canta tu blog y nunca me cansaré de decírtelo. Eres de lo mejor que hay. Millones de besetes amorosos. ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, gracias y gracias! Espero no defraudaros jamás :D besote amoros por 100!

      Eliminar
  8. Muy buen post, la doble limpieza es un básico que no todo el mundo sigue y por eso luego muchos productos de cosmética no funcionan como debería. Partir de la base de un lienzo limpio siempre es mucho más eficaz para todo. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que al principio suena un poco rollo de ver tanto producto, pero luego la piel lo nota y agradece tanto... ¡deberíamos hacerlo todas! jiji un beso preciosa.

      Eliminar
  9. Qué post tan completo te ha quedao guapa! Y me ha encantado lo de lavarse mañana y noche no es doble limpieza jeje
    Yo es que desde que la descubrí no la cambio por nada. Hace años era usuaria de la leche y el tónico. En mi adolescencia me apegué a las toallitas (no fue mi mejor momento, pero bueno!) Y bueno, de unos años para aquí un aceite/manteca y un limpiador en gel son mis aliados todos los días.
    He probado la famosa manteca de Eve Lom, los aceites de Kiehl's, aceite de argán puro, el de Shiseido, el de MAC, la manteca de Biotherm, la de TBS... Y es que son un primer paso que me encanta. Me anoto el limpiador de Oskia y el de Kiehl's para un futuro, ya que a la firma Oskia le tengo pillado el ojo en varias cositas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja gracias! a veces hemos de dejar nuestro humor por aquí también y no ser tan serias escribiendo :P o al menos así soy!
      Veo que vas por buen camino por la limpieza, todas hemos sido de leches y toallitas jaja estoy segura!.
      Eso sí, me ganas en haber probado mantecas y aceites :P te pediré consejo jaja ¡un beso gigante!

      Eliminar
  10. Hola! Quería preguntarte unas cosas. Voy a empezar con la doble limpieza, pero iba a usar con el foreo algún producto de los oleosos. Me surge duda porque ya he leído más veces que este tipo son más para el primer paso desmaquillante...aunque otras dicen que tb usan este tipo para la limpieza, entonces nosé...Podría desmaquillar con agua micelar o algún oleoso y luego limpiar incluso con el mismo oleoso por ejemplo? Quiero decir, puedo usar el mismo producto 2 veces, una desmaquillo y después de enjuagar volver a utilizarlo para limpiar? Pensaba en el bálsamo de biotherm o el midnight recovery de Kiehl's. Tú cómo lo ves? Muchas gracias!!! Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! yo es que el foreo prefiero usarlo cuando ya lavo el rostro con el gel facial (producto jabonoso) por la mañana o por la noche después de aclarar el primer producto de la limpieza (agua micelar o aceite). Recomiendo hacerlo así porque si usas el foreo con el primer producto de la limpieza, piensa que estás desmaquillando y quitando las primeras impurezas de la piel y las vas a ir masajeando por toda la cara... a mí no me gusta mucho hacerlo así por eso. Yo recomiendo hacer la diferenciación que os hago aquí: primero un agua micelar y bifásico o un aceite o bálsamo, aclarar con agua o muselina y después ya segundo paso usar el producto más jabonoso (gel rostro) aplicar y puedes añadir foreo y ya finalmente aclaras. :D espero haberte ayudado un beso!

      Eliminar