Estudiar y trabajar ¿cómo sobrevivir?

Ya sabéis que a veces nos vamos un poco del tema beauty  por aquí, pero creo que es un post que puede interesar a muchas. También aviso ...



Ya sabéis que a veces nos vamos un poco del tema beauty por aquí, pero creo que es un post que puede interesar a muchas. También aviso que viene cargadito, así que prepárate un té o café y merienda antes. Esto no es una guía universal, pero sí una aportación a través de mi experiencia para animaros a muchas, aconsejaros a otras y, tal vez, despertar ideas en el resto. Si estudias y trabajas, o tienes pensado hacerlo, y te gustaría no morir en el intento... ¡quédate y te cuento!

Cómo empezó todo...
Obviamente, el hecho de tener que trabajar a la vez que estudio no es algo que tenía pensado hacer. En casa nunca me ha faltado de nada (por suerte) y probablemente podía haber gozado de una vida estudiantil mucho más tranquila y a gastos pagados por mis padres. Quién sabe la de fiestas universitarias que hubiera podido disfrutar sin tener que madrugar al día siguiente. Pero, como todo en esta vida, las circunstancias cambian a medida que crecemos y tenemos que tomar decisiones para también conseguir lo que queremos. En mi caso, no es que no pudiera dedicarme únicamente a estudiar, solo que la cosa había cambiado y ya no solo tenía que mirar por mi bien, sino también por el de mi familia, así que decidí encargarme yo misma de mis estudios buscando un trabajo con el que pagarlos (ya tenían los demás bastante con lo suyo, como para hacerse cargo de algo más, o así pensaba yo). Afortunadamente, el año que empecé a estudiar encontré un trabajo (que no tiene nada que ver con lo que estudio), en el que aún sigo 7 años después.


Lo que más me preguntan: ¿cómo lo haces?
Como much@s sabéis, durante el año 2010 y 2014 realicé el Grado en Pedagogía, mi primera carrera y la cual compaginé con el trabajo. Al principio (cosa que ya casi ni me acuerdo) fue algo duro por el tema de tener que organizarme tanto y sacar horas de donde no hay, pero sí que es verdad que tenía tantas ganas de empezar algo que me gustase realmente, que se hizo todo muy llevadero. Vamos al grano:

◈ Antes que amigos, tu equipo de trabajo
Como todo universitario sabe, hoy en día nos machacan a base de trabajos para hacer en grupo y hay que saber llevarlo. Algo que me ayudó mucho es poder contar con un grupo de compañeros efectivo, con el que formamos un fantástico equipo de trabajo y, actualmente, son amigos con los que aún cuento y compartimos momentos. Hay que tener claro que a la universidad no se va a buscar amigos, sino a conseguir lo que uno quiere, el resto vendrá después. Juntarse con personas afines y que, sobre todo, trabajen bien contigo y os podáis compaginar, será crucial para afrontar las metas con éxito, incluso trabajando a la vez. Mis compañeros también trabajaban la mayoría y eso hacía que nuestra empatía entre nosotros fuera mayor, nos hacía también más responsables con el trabajo común y nunca tuvimos que hacer trabajos dividiéndolos en partes diferentes. Solo os diré que eso no sería más que un problema, ya que cada uno escribe y se expresa de una manera diferente y, al juntar un trabajo, sería un puzzle bastante obvio y poco consistente. Quedar para hacer las cosas, on-line, repartidos, realizar revisiones todos de todo lo que hacéis, buscad el equilibrio, pero sobre todo: comunicaros. Cada persona es buena en hacer algo, cosa que ayuda y también es crucial para hacer trabajos, porque las tareas se las va adjudicando cada uno y, en vez de dividir las partes de un proyecto, lo que haréis es responsabilizaros en aspectos diferentes pero con la misma meta y objetivo final. Hoy en día, con mi segunda carrera, esto lo he conseguido y he encontrado al fin un equipo que poco a poco, son también mis amigas, pero sobre todo sé que puedo trabajar exitosamente con ellas. 

◈ Las tecnologías nos salvan la vida
Si hay algo que tengo claro, es que tenemos que ser competentes a nivel tecnológico. No solo sirven para comunicarnos por mensajes instantáneos (o para qué más de uno se entretenga perdiendo el tiempo en clase), sino también para realizar trabajos on-line, sin tener que quedar físicamente con los compañeros, ya que no siempre es posible. En mi caso, utilizo el Drive de Google, con el que compartimos carpetas, documentos que editamos a la vez al mismo tiempo o en horarios diferentes, donde se puede ver lo que escribe cada uno, que podemos revisarlo, rectificarlo, dejar mensajes en frases específicas, donde aportar ideas en común, etc. Así que no hay excusas para un "no puedo", "no coincidimos", "fulanita hace más",...  Quien algo quiere, algo le cuesta sí, pero también ha de estar dispuesto a hacerlo.


◈ No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy
Trabajar y estudiar me ha quitado muchas horas al día sí, pero de verdad, aunque muchos estaréis hartos de oír esta frase tan popular, realmente funciona. Debemos luchar contra la pereza, el cansancio y pensar que si lo hacemos veremos frutos. Amontonar la faena pendiente no nos dará más que problemas para entregas, fechas, acumulación de apuntes a pasar para las fechas de exámenes, estrés, agobio y APOCALIPSIS. Pasa los apuntes que hagas al día, no lo dejes para el final o te arrepentirás. Aunque las fechas de entregas de los trabajos parezcan lejos, empieza cuanto antes, organízate la agenda con tu equipo de trabajo. Créeme, después aparecen trabajos con fechas idénticas, cercanas, y todo por hacer, ¡eso sí que es la muerte!

◈ Por favor, aprovecha las clases
Se está muy bien hablando con el compañero, contándole anécdotas del fin de semana, mirando el WhatsApp y desconectando de las explicaciones. Sé a la perfección que hay profesores monótonos, aburridos y cero originales, pero de verdad, escuchad cada palabra, aprovechad cada momento en clase para hacer preguntas, acercaros al profesor sin miedo a preguntar, consultar, hablar, entablar buena relación,... Si ellos ven que respondéis bien ante sus clases, todo serán ventajas. Además, muchas veces nos topamos con esa pregunta de examen que solo tiene respuesta en aquella clase que hizo tal día y que fulanito justo me explicó no sé qué y no estaba escuchando ¡problemón! De verdad, si vais a clase es para aprender y, si no os interesa, de verdad no vayáis, porque además también se molesta a gente que, como yo, quiere escuchar y se sienta en primera fila para no perderse nada (y no me ha comido nadie, por Dios).


◈ Recursos: material y tiempo
Utilizad la agenda, será vuestra herramienta clave para una organización exitosa. ¿No tienes agenda? Pues una libreta o el móvil, pero apunta todo lo que necesites, fechas, calendario,... necesitas estar al día de todo para poder afrontarlo. El café también será un buen amigo, aunque no debemos abusar mucho jajaja. Aprovecha el tiempo donde sea, el fin de semana, ratitos libres entre semana, por las noches, madruga, ¡lo que te vaya mejor, pero aprovéchalo! Yo he de confesar que con el trabajo, duermo muy poco. Cuando llego por las tardes-noches de la universidad, hago todo lo que tengo que hacer y luego ya ceno y me acuesto. Al menos a mí me funciona porque soy muy nocturna, odio madrugar y no podría hacerlo para estudiar o adelantar cosas, así que sacrifico el sueño nocturno. Si también tenéis la suerte de tener un trabajo de oficina delante de un ordenador, haced primero la faena que tengáis que hacer y, si os sobra tiempo, adelantad faena de la universidad. Eso a mí me ha salvado mucho y es un punto a favor.

◈ Pero, ¿tienes vida social? ¿cómo compaginas todo?
Los meses que tengo universidad poca, ¡pero tengo! (que no cunda el pánico). No he dejado de ver a mi pareja, ni he dejado de quedar con amigos (tampoco he perdido a nadie por ello). Sí que es verdad que entre semana yo, al menos, no puedo ver a mi chico y si lo veo es en plan "visita exprés". El fin de semana lo que priorizo es la universidad y si me tengo que quedar encerrada me quedo, pero no podemos retrasar la faena, con los amigos y/o parejas vamos a poder quedar siempre u otro día (los amigos te esperan, digo yo!), las fechas de entregas son una y no se cambian ni vuelven, como eso de que "el tren solo pasa una vez". Aunque es poca, yo sigo haciendo alguna cenita, quedando para ir al cine, compras, etc. El tema del blog también lo voy llevando, eso sí, no me lo marco como una obligación y si un día no llego a publicar pues no llego, ¡y el mundo no se acaba! 

¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? ¿os ha sido útil?

A todo esto, creo que no me dejo nada más por explicaros, aunque ha sido un poco rollo por lo extenso y lo que me lío a contar cosas, ¡espero no haberos aburrido! De verdad, mi intención era hacer una lectura amena, útil y con la que os veáis dispuest@s a todo, que se puede y hay tiempo para todo. Contadme qué os parece, vuestra opinión, experiencias, ¡lo que sea! y si os interesa que hable de algún otro tema por el estilo me lo hacéis saber 💁. Gracias por leerme florecillas.




También te puede interesar...

24 comentarios

  1. Súper interesante! Aunque mi época de universidad ya hace tiempo que quedó atrás estos tips también vienen genial para el ritmo de vida que llevamos hoy en día.
    Un besote vnouk!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, hay muchas cosas que podemos aplicar en el trabajo por ejemplo, jiji.
      Muchas gracias vnut :D

      Eliminar
  2. Un post super interesante en el que me identifico en bastantes cosas. Yo tampoco veo apenas a mi chico solo el fin de semana y a veces estamos juntos y me tengo q poner a hacer faena jjaja siempre he trabajado(excepto el primer año de uni) aunque siempre han sido en clases de refuerzo,academias dw inglés etc en las q haces pocas horas pero el horario te parte la tarde entera durante mi epoca de uni y master. El curso pasado me decanté x el cfgs d educación infantil on-line y este cuatri voy a tener q combinarlo con un trabajo 'real' ya q estoy en el corte inglés al menos hasta diciembre jajaja luego ya veremos que pasa, y aunque estaba muy motivada con seguir con el ciclo y empezar el inglés estoy un poco desmotivada estos días, aunque la verdad q tus tips me han venido muy bien porque sé q con esfuerzo todo se puede!! Además me gustaria retomar el gym en cuanto pueda tb...espero no morir en el intento jajajaj un besote ana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también voy a ver a mi chico y a veces él está con el ordenador y yo con mis deberes jaja. Claro que sí, quien algo quieres está claro que algo le cuesta, respira y a por todas guapa, muchas gracias :D

      Eliminar
  3. Me ha parecido un post muy útil. Yo el año pasado tuve que trabajar y estudiar a la vez y me resultó muy duro, perjudicando incluso mi salud. Supongo que también depende del trabajo y del tipo de clase, y por supuesto hay casos en los que puede funcionar muy bien. Mi punto de vista es bien distinto (mucho más negativo) pero ni aun así se me quitan las ganas de volver a estudiar más adelante y compaginarlo una vez más con el trabajo, así que supongo que al final merece la pena.
    De todos los consejos, el que más comparto es el de las clases, a veces las desaprovechamos y son muy útiles, nos ahorran mucho tiempo después. Yo me di cuenta después de tener que faltar a muchas por tema de horarios y eso siempre conlleva mucho más trabajo después.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Está claro que esta es solo mi experiencia, y habrá de negativas también, no va a ser oro todo lo que reluce, al menos si puedo animar y dar fuerzas a alguien con el post, ya es un logro :P. Sí, sí, las clases hay que aprovecharlas aunque cueste! muchas gracias, un besazo.

      Eliminar
  4. Hola! Una entrada muy bonita y con mucha información interesante.
    Te invito a pasar por mi blog cuando quieras. Bss

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué recuerdos! Yo llevo desde los quince años estudiando y trabajando sin parar, soy adicta a estudiar! jajaja ya estoy pensando qué es lo próximo que puedo estudiar... Y sí, lo he pasado muy mal... dormir poco, no ver a amigos etc... se sacrifica mucho pero al final vale la pena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me consideraba algo adicta a ello, aunque ya empieza a apetecerme hacer otras cosas e ir más allá jajaja. Es sacrificio, pero merece la pena :)

      Eliminar
  6. Una entrada genial y de gran ayuda. Yo también tuve una época de estudiar y trabajar, fue agotador pero muy satisfactorio ver qué puedes hacerlo. Eso sí... Más de una noche me dormí sobre el escritorio estudiando... Pero finalmente me lo saqué jejeje. Un besete amoroso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cris :D. Agota mucho, te exprime, pero es tan gratificante luego... Todo se consigue con esfuerzo. Un beso mi niña!

      Eliminar
  7. No solamente me ha encantado tu experiencia, sino que además de haberlo vivido en mi último año de universidad, ahora en un añito volveré a realizar algo más duro un Máster y trabajar como letrada, cosas que espero guardarme como favorito este post para no olvidarlo nuncaaa
    UN besito guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias reina! Espero que te sea de gran ayuda todo lo que te cuento jiji. Un beso gigante.

      Eliminar
  8. Me parece un post muy interesante y digno de admiración! Eres un gran ejemplo a seguir, y no sé de dónde sacas tantas fuerzas, sólo puedo decir: BRAVO!! Un super abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias guapa!! A veces créeme que tiraría la toalla, agota mucho, pero hay que pensar en el futuro a veces, que va bien para arrancar en el presente jiji. Besazos reina.

      Eliminar
  9. trabajo, clases, idiomas, familia....... :D no te digo más, este comentario es breve pero intenso :D

    ResponderEliminar
  10. Muy útil, creo que la organización es la clave pero hay mucho esfuerzo detrás :)

    ¡Nos leemos! ya estoy más activa por la blogoesfera :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es obligatorio organizarse, luego esforzarse en hacerlo y cumplir cada objetivo también, jiji bienvenida de nuevo a la actividad bloggeril jajaja un beso reina.

      Eliminar
  11. Me ha encantado el post, ha sido un placer conocer tu historia y tus porqués, y creo que los consejos están dados con un criterio muy razonable. Mi época de estudiar terminó hace tiempo, aunque como suelo decir, con el tema del estudio nunca se sabe ;) El sacrificio es una de las partes que hacen que el esfuerzo merezca la pena y las recompensas, que a la gente constante como tú siempre les llegan, sepan mucho más dulces. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil, millones de gracias Marta! Va bien compartir experiencias por aquí de vez en cuando, así nos entendemos nos conocemos, etc. Por supuesto, esforzarse significa luego ser bien recompensado seguro. Un beso enorme.

      Eliminar
  12. Ya pensaba que eras una persona sensata y ahora veo que no me equivocaba. Todo es cuestión de prioridades y organización, así de claro : )

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, buena planificación . Pero creo que eso hacemos casi todas ji,ji malabarismos y priorizar algunas cosas depende del momento. Besitos

    ResponderEliminar