Con la tecnología de Blogger.

Mi viaje a Roma (vol. 3)

by - 17.9.14



¡Hola a todos! Primero de todo, agradecer la buena acogida que tuvo el post sobre "qué ver y visitar en Roma". Me alegra que sirvan para algo mis ratitos exprimidos para dedicárselos al blog y a que os guste lo que hay en él, es toda una satisfacción. No quiero enrollarme más y para acabar con mi viaje a Roma os dejo la última tanda: cosas que hay que tener en cuenta (según mi experiencia de este verano) y lugares donde podéis ir a comer bien pero también mal. ¿Te quedas a verlo?...

Te aconsejo que...
1. En los autobuses de ida y vuelta al aeropuerto no busques orden porque no lo hay, la gente se apelotona sin respetar el orden de llegada de los demás, no hacen colas (normalmente) y hay que se rápido para subir... No hablo de autobuses públicos, sino sólo aquellos que te llevan o te traen del aeropuerto a Roma. ¡Ojo con eso! Nosotros llegamos de los primeros y luego el desorden fue descabellado para poder entrar (todos apelotonados esperando).

2. No te dejes hacer fotos con los señores que van disfrazados de Romanos, ¡te cobran entre 10 y 20€! es un timo como una catedral, porque vienen de buenas y te hacen la foto con tu cámara y luego te cobran por posar ellos en tus fotos, ¡no lo hagáis a no ser que queráis!.

3. Pedir el agua sin gas bien especificado, porque normalmente (o al menos a nosotros) nos la solían traer con gas y no había quien se lo bebiera (si no estás acostumbrado, como en nuestro caso). Así que, a la hora de pedir en el bar o restaurante tenerlo en cuenta.

4. No gastes el dinero en botellas de agua, ¡todas las fuentes de Roma son potables y frescas!. Así que con que compréis una botella para ir rellenando ya os va bien.

5. Mirar bien donde pisáis, ya que muchas baldosas de las calles de Roma no sólo están repletas de adoquines, sino que algunas también contienen un material blanco "tipo mármol" (como el borde de las escaleras que llevan al Museo Nazionale dell'Emigrazione Italiana) y resbalan que no veas, ¡yo me caí!.

6. Estar pendientes en todo momento de vuestros objetos personales. Tener vigilados a cada segundo vuestros bolsillos y bolsos, ya que los carteristas allí son MUY abundantes y no tienen vergüenza alguna, son rápidos y ágiles. Sobretodo cuidado en la estación de Termini y algunas del centro como la estación de metro del Coliseo, donde se aglomera muchísima gente.   

7. No se pueden llevar los hombros ni piernas al descubierto. Llevar un pañuelo o chaqueta para tapar los hombros cuando os toque visitar alguna iglesia, basílica e incluso en el Vaticano. También deberéis llevar faldas largas o a partir de la rodilla, y pantalones que tapen la rodilla o largos (también los chicos). De todas maneras, si no lleváis en el momento que vais a entrar en alguna de éstas, están preparados con unos plásticos para que la gente se tape (gratuito eh). 

8. Si deseas ver el Coliseo pero también hacer la visita guiada para subir al tercer anillo y bajar al subterráneo, comprar la entrada para el mismo día, ya que para entrar al coliseo se paga una entrada básica sí o sí y la visita guiada es opcional. Nosotros por desconocimiento tuvimos que pagar otro día de nuevo la básica para entrar al Coliseo (ya que nos decidimos a ver el tercer anillo y el subterráneo).

* * *

Restaurantes para comer o cenar
(Pinchar en cada restaurante para ver dónde está ubicado)
1. Restaurante Gli Angeletti. ¡Todo un desastre nuestra experiencia!. Esperamos más de media hora para que nos sirvieran el plato y la comida parecía estar recalentada. Aún así estaba bueno, pero había sitios mejores sin duda. Comimos unos penne all'Arrabiata, spaguetti carbonara, 1 litro de agua (con gas) y pan (malísimo por cierto) sin postres por 23,50€ (2 personas).

2. Restaurante Il Grifone. No encuentro la ubicación pero deciros que creo que era el más barato en toda la Plaza Navona ¡muy recomendado!. Está en el lado contrario a Sant'Agnese in Agone, ya lo veréis, tiene un letrero con luces verdes y pone el nombre del lugar. El servicio es muy bueno. Tomamos una Pizza Fungi y spaguetti boloñesa, 1/2 litro de vino de la casa, por 31,00€ (2 personas). Valía la pena por estar en la plaza (los demás subían muchísimo de precio por la zona,...).

3. Restaurante Ai spaguettari. Este me lo recomendaron a mí. Está en el barrio de Trastevere y la verdad es que es chulísimo, grande, el servicio muy bueno y la comida deliciosa. Cenamos pizza, fetuchini, bruschete pomodoro, 1 litro o dos de agua (no recuerdo) por 31,00€ (2 personas).

4. Puestecitos de comida o "chiringuitos" que había en cualquier rincón de Roma con comida, bebida y cosas rápidas para comer (bocadillos, mini-pizzas, sandwich,...). No se come mal, aunque la comida es toda recalentada (mayoritariamente) y tampoco es barato. Eso sí, te salva de un apuro de prisas cuando no tienes tiempo de parar a comer porque en "x" minutos entras a ver los museos de no sé donde (por ejemplo). Cogimos pizza de jamón y queso, un frankfurt y agua por 10€. 

5. Restaurante Caffe Bianco. Aquí cenamos bien, el servicio tampoco estuvo mal y la terracita tenía su encanto. Cenamos Tagliatelle All'ragu y spaguetti con pelotas de carne, refresco y agua por 23,50€ (2 personas).

6. En Pompeya comimos en un Bar-Pizzeria que no tengo nombre, pero veréis ubicación aquí. Lugar para salir del paso y comer cuando acabas de ver las ruinas de la ciudad (está fuera del recinto). La guarnición de los platos te la sirven y cobran a parte (menudo engañabobos). Comimos Gnocchis con salsa de tomate y mozzarella, carne rebozada con patatas (a parte), pan y agua por 27€ (2 personas). Podía haber sido más caro por la zona en la que estábamos pero tampoco lo vimos más allá de lo que ya habíamos probado.

7. Restaurante Alessio. De los mejores restaurantes en los que hemos comido, donde el servicio fue muy amable y simpático (nos echamos unas risas con el camarero). Estuvimos en una terraza muy acogedora y bonita, cenamos penne All'Arrabiata, risotto de crema stampi (gambas), 1/2 litro de vino de la casa, agua y postre compartido por 34€ (2 personas). ¡Todo buenísimooo!. Muy recomendado para una cena más romántica jiji.

8. Caffè San Clemente. ¡Cerca del Coliseo!. El lugar no era de lo más bonito pero sí era de lo "más económico". Comimos spaguetti carbonara y spaguetti pomodoro, 1 litro de agua y café por 29€ (2 personas). No estaba mal, pero seguro que encontráis algo mejor.

¡Hasta aquí el listado!. Diréis "faltan comidas y cenas" pero es que Mc Donadl's ya lo conocéis (jijiji). Me gustaría deciros donde comimos unos helados deliciosos y por buen precio pero no recuerdo el lugar ni vi el nombre ¡no me matéis!. Pero que sepáis que están todos ricos allí. Nada más, se acabaron los posts de Roma, espero que os hayan sido útiles y además os hayan gustado mucho. A partir de ahora creo que os explicaré así mis viajes para informaros muuucho mejor de todo ¿qué os parece? ¡un beso y hasta la próxima!. 

You May Also Like

4 comentarios

  1. Me ha encantado la entrega de tu viaje a Roma, tiene que ser preciosa y tengo muchísimas ganas de visitarla. Y estas entradas ayudan mucho para alguien que tenga pensado ir. Muy chulas señora!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visitala en cuanto puedas, no te decepcionará ¡es una pasada! me alera que te haya sido útil corazón que bien!!!

      un besazoo y gracias :D

      Eliminar

¿Te ha gustado? ¡Deja un comentario!