Hábitos saludables y sin dieta

jueves, enero 16, 2014
¡Muy buenos días! Hoy os vengo a hablar de un método basado en el coaching para aprender a comer bien, sin necesidad de dietas severas y donde lo importante no es el qué comer sino cómo y para qué comer. Leí un artículo en la revista Elle sobre este método y la verdad es que lo empecé a hacer desde ¡ya! es muy interesante y me resultó útil. Ahora falta comprobar si realmente es tan efectivo.

Bueno, os hablo de la alimentación consciente. Simplemente este método se centra en adquirir una serie de hábitos saludables para llevar una buena alimentación y una vida sana.

Se trata de aprender a relacionarse con la comida, darle importancia a la acción de comer dejando de lado lo que estamos comiendo. Vincula, por lo tanto, componentes emocionales y alimenticios, ambos juntos para llevar a cabo esta alimentación consciente. "Se trata de adoptar una serie de hábitos que te enseñan a relacionarte con la comida y, en definitiva, contigo mismo, de un modo diferente. Sin hacer ningún tipo de dieta, consiste en ser consciente tanto de tus sensaciones físicas -hambre y saciedad-, como de tus emociones, para ser libre de elegir cuándo empezar y cuándo terminar de comer", según Mª Pilar Casanova (Coacher en Alimentación Consciente).

Para ir más al grano y veáis lo sencillo que es llevar a cabo este tipo de alimentación, os dejo los puntos clave o, mejor dicho, los hábitos que hay que adquirir para este método:
  • Si no tienes hambre, no comas. Se trata de preguntarse a uno mismo para qué vamos a comer. Si las respuestas son: me aburro, estoy enfadada, agobiada, estresada, etc. no debes comer. Para resolver esta "gula" haz algo diferente: distráete dándote una ducha, sal a dar una vuelta con alguien, lee, etc. 
  • Para saciar y calmar la ansiedad no olvides beber un vaso de agua antes de las comidas.
  • Saborea cada bocado. Puedes comer de todo pero con esta condición. Saborea cada cucharada que comes, tómatelo con calma, despacio y sin prisas. Observa lo que comes, reflexiona sobre lo que estás comiendo y experimenta al masticarlo, disfruta su sabor. 
  • No te distraigas mientras comes: Debemos estar en contacto con nosotros mismos y nuestras sensaciones. Cuando acudimos a un dispositivo tecnológico como la tele o el móvil nos desconectamos de ese contacto interno. Procura siempre comer sentada (sea lo que sea) y sé consciente de lo que estás ingiriendo. 
  • Come de todo: Se trata de la cantidad que comemos y no de lo que comemos. Cuando más te prohíbes un alimento, más tentación de ingerirlo. 
  • Preguntarnos si tenemos más hambre. ¡No estás obligado a comerte todo lo que hay en el plato si no quieres! Hay que saber parar, preguntarse si realmente queremos acabarlo, si tenemos hambre, y aprender a dejar comida en el plato. 
  • Acabar siempre el último. Observa a los demás y procura acabar la última, se aconseja 20 minutos para la comida.
  • Ejercicio. Como casi la mayoría sabéis, hacer 30 minutos al día de ejercicio y si es con alguna actividad que nos guste ¡mejor! (caminar, correr, bicicleta, etc.) Añade ejercicios cotidianos como: subir escaleras, ir andando una parada antes, etc.
  • Mediación. 15 minutos al día está bien para entrenar la atención, respirar profundamente y dejar que los pensamientos circulen. 
  • Motívate. Típico ¿no? Piensa en los aspectos positivos y los logros que puedes conseguir llevando a cabo estos hábitos. Recordar momentos que te propusiste en el pasado y que hayas conseguido con tu esfuerzo.
Finalmente, dicen que se puede llegar a adelgazar entre 2-3 kg en 8 semanas (para mí es mucho tiempo pero bueno, incorporo a este hábito una comida sana y con pocas grasas). Pero, está sobretodo centrado en la adquisición de hábitos más saludables que los que llevamos la mayoría. Podéis ver aquí más información.

Nada más, yo estoy procurando adquirir poco a poco estos hábitos y la verdad que es posible tomar conciencia de cada comida y pensar en la gula y la necesidad real de comer. Os animo a que probéis de adquirir poco a poco estos hábitos. Un saludete y ¡feliz jueves!

Image and video hosting by TinyPic

17 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con este método pero lo difícil es adquirir nuevos hábitos, te acostumbras a determinadas cosas y es dificilísimo cambiar de actitud, yo estoy en ello. Me cuesta bastante, ahora quiero ir reduciendo cantidad. Te invito a visitar mi blog y si quieres nos seguimos. Un beso.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. Me alegra saber que te gusta lo aquí dice el método de la alimentación consciente. Te animo a que lo incorpores junto a tu dieta o "healthy life" jeje. Un besito, te visito ahora mismo!

      Eliminar
  2. Excelente post!! la verdad que adquirir nuevos hábitos es difícil pero no imposible, solo hay que concentrarse en lo que queremos conseguir... las cosas no ocurren por arte de magia hay que trabajar un poco.

    Me ha encantado el post!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, sólo hay que proponérselo, nada es imposible excepto morir!
      Un beso guapa gracias!

      Eliminar
  3. Me lo apunto, me ha parecido muy interesante!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Por eso lo compartí, a mi también me lo pareció, creo que es interesante pararse a pensar en varios aspectos que se contemplan aquí. Un besito

      Eliminar
  4. Qué buenos consejos! Yo me tengo que aplicar lo de acabar la última y comer con más calma, jiji
    Un beso
    Quiestinquiestout

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú y todas. Comemos demasiado deprisa... últimamente lo estoy haciendo, ir más lenta. Qué satisfacción ver que eres la última! Pruébalo jeje.

      Un beso

      Eliminar
  5. Un post genial lleno de buenos consejos!!
    Bss

    www.blackdressinspiration.com

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias. Ahora falta ponerlos en práctica, al menos yo misma jeje

      Un besito

      Eliminar
  7. ¡Hola Ana!

    ¡Me encanta la entrada! Solo discrepo en: "si no tienes hambre no comas". Yo me he tenido que obligar literalmente a comer la media mañana y la merienda sin hambre ninguno. Es fundamental hacer las 5 comidas sin saltárselas para que luego no tengamos hambre, si no tienes hambre hay que comer un poquito.¡Un beso ANA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!! que mona que lo hayas buscado! Me alegro que te haya gustado!!!
      Respecto a lo de "si no tienes hambre no comas" creo que no lo entendiste como tal: Se trata de preguntarse a uno mismo para qué vamos a comer. Si las respuestas son: me aburro, estoy enfadada, agobiada, estresada, etc. no debes comer.

      No se refiere a que no haya que comer, está claro que 5 veces al día ES FUNDAMENTAL!. Pero esto hace referencia al picoteo entre horas que no son esas 5 veces, a las chuches, a los pastelitos, a lo que hacemos cuando estamos depres, ansiosas, estresadas, etc. Creo que me explico mejor así. No iba a poner barbaridades... jajaja
      un beso!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.